La estadística acentúa el problema

Su olivar jamas volverá a estar solo

La estadística acentúa el problema

La estadística acentúa el problema

Según datos oficiales, sólo entre el 6% y el 8% de los robos en el campo son denunciados. La sensación de estar en desamparo hace que el agricultor “asuma” el golpe para evitar perder tiempo en trámites y papeleos que rara vez solucionan el problema.

El incremento en la productividad en el sector agrícola, unido a factores de competencia de mercado, hace de este problema un asunto de especial sensibilidad de cara al agricultor.

No es la primera vez que se hacen continuos llamamientos desde los colectivos y asociaciones de agricultores para que se denuncien todos los robos, para que, desde el Ministerio del Interior, se tomen las medidas oportunas.

Las reclamadas leyes penales por hurtos sobre los robos en los campos, no ha tenido un efecto contundente para paliar el incremento de delitos en los campos.

El uso de la tecnología es sin lugar a dudas la herramienta que ha estado esperando el sector.

Datos concretos y precisos, que ayuden de forma lineal bien interconectada a todo el colectivo; desde las cooperativas que hacen recepción del fruto, preservando legítimamente su procedencia, hasta aquellos parámetros de control y localización que permitan a los cuerpos de seguridad realizar su trabajo de forma precisa inequívoca y efectiva, y todo ello de forma invisible y no invasiva.